Mascarilla facial casera

Dos chicas aplicandose una mascarilla facial casera

Una mascarilla facial casera o mascarillas caseras para la cara, son perfectas para poder mantener tu rostro en las mejores condiciones utilizando mascarillas que te ayudarán a recuperar la apariencia de tu cutis cómo si fuera el primer día. La ventaja de la mascarilla facial casera frente a las comerciales que encontrarás en el mercado es que éstas tienen  tantos productos químicos que nos terminaran por pasar factura.

Aunque, en apariencia tras las primeras aplicaciones, los resultados parecen perfectos… nada más lejos ya que lo único que hacen es poder ocultar los estragos del tiempo, pero no los mejoran.

Por esta razón conviene utilizar mascarillas naturales que siempre serán lo más respetuosas posibles con nuestro rostro.

Las 10 mejores mascarillas caseras para la cara

El día a día pasa factura a nuestra piel, desgraciadamente ya te habrás dado cuenta de que no tiene nada que ver con lo que era el primer día: el propio paso del tiempo, el impacto de los agentes externos extremos (sol extremo, cambios de temperatura, humedad…) pueden hacer que las condiciones tan especiales de nuestro rostro hayan quedado en el olvido.

Aunque existen mascarillas que, en apariencia, nos pueden ayudar a que volvamos a recuperar esa apariencia tan especial, no vale la pena que compremos las comerciales… lo mejor que podemos hacer es hacer mascarillas caseras para la cara por dos cosas:

  1. Por saber exactamente los ingredientes que se utilizan y, de esta manera, se puede detectar si alguno no es respetuoso con la piel.
  2. Porque, a pesar de que las mascarilas caseras actúan más lentamente que las comerciales, sus efectos son mucho más especiales.

Y sin más preámbulos vamos a ver una lista con las 10 mejores mascarillas caseras para la cara que te ayudarán a recuperar ese aspecto idílico que siempre has querido tener.

Mascarillas facial casera: top 10

Mascarilla facial casera con miel + almendras

Nuestra primera opción es esta combinación demoledora en donde tan solo tendremos que agregar un poco de miel (una cucharada sopera) y 2 almendras (eso si, las almendras deben de haber sido trituradas previamente).

miel para mascarillas caseras

A continuación, lo mezclaremos todo con la miel y, para conseguir un efecto más especial, agregaremos una pequeña cucharada de zumo de limón.

Dejamos que esta mezcla pueda reposar durante un tiempo y luego la aplicamos en el rostro haciendo masajes en forma circular. Tras 15 minutos retiramos con agua tibia.

Mascarilla facial casera con miel

Esta segunda opción de mascarillas para el rostro parte de las bases de la que hemos visto anteriormente, pero con la ventaja de que nos hace falta un número menor de ingredientes.

Tan solo tendremos que aplicar miel natural de abeja por todo nuestro rostro durante un tiempo aproximado de unos 15 minutos. Una vez que haya pasado el tiempo, eliminamos cualquier resto usando agua fría.

Desde el primer momento en el que se aplique empezaremos a notar sus efectos rejuvenecedores… sin embargo, para que despliegue sus máximas propiedades habrá que utilizarla de forma habitual.

Mascarilla facial casera con avena

La avena suele ser un material bastante habitual que se utiliza a la hora de confeccionar una mascarilla facial casera que realmente es capaz de marcar la diferencia.

avena para mascarilla casera

Es fácil de preparar: tan solo tendremos que machacar perfectamente media taza de avena y agregar 2 cucharadas de miel de abeja, 2 de leche y 2 diminutas gotas de aceite de geranio.

Removemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y luego la aplicamos por todo nuestro rostro de la manera habitual, con movimiento circulares.

En el caso de que nuestra piel sea muy grasa, podemos utilizar el truco de agregar zumo de limón.

Mascarilla facial casera de frutas

Los expertos aseguran que las frutas son perfectas para conseguir ese nivel de hidratación que necesitamos en nuestro día a día… ahora bien, lo son tanto cómo si las consumimos, cómo si realmente las agregamos a una mascarilla facial casera, ya que permitirán que esté se encuentre hidratado en todo momento.

Por ejemplo, el plátano es un buen recurso para conseguirlo. Podemos aplastar un plátano para conseguir esparcir la sustancia resultante por nuestra cara. Dejamos que repose un cuarto de hora y luego lo aclaramos todo utilizando agua fría.

Mascarilla facial casera de pepino

Otro de los ingredientes más utilizados en la elaboración de mascarillas caseras para la cara es el pepino.

Zumo de pepino para mascarilla casera

En este caso pelamos el pepino y lo trituramos hasta crear una pasta que luego agregaremos al rostro. Después de 15 minutos, aclaramos y tendremos un rostro muy especial.

Mascarilla con rosas

Lo cierto es que la rosa, desde la antigüedad, se ha utilizado en toda una gran cantidad de productos cosméticos, especialmente en la elaboración de mascarillas para la cara caseras.

También es sencilla de preparar: trituramos 5 pétalos de rosa y lo extendemos en el rostro durante el tiempo de siempre. Un efecto que ni te esperas, para esta mascarilla facial casera.

Mascarilla facial casera con yogurt

Todos tenemos yogurt en casa y, por ello, podemos hacer una mascarilla con él; eso si, también necesitamos una cucharadita de semillas de hinojo. Creamos una pasta homogénea y luego la extendemos completamente por el rostro.

Mascarilla facial casera de tomate

Esta mascarilla tiene un alto poder hidratante y exfoliante, aun si llegar al efecto de cremas como el exfoliante facial de Martiderm ofrece resultado estupendos, por lo que es la solución perfecta para poder acabar con todos esos granitos y puntos negros de la piel.

Tomates en un plato

Picamos un tomate y lo extendemos por el rostro; tras 15 minutos aclaramos y verás su efecto especial.

Mascarilla facial casera de limón

El limón no solo sirve para hacer mascarillas para el rostro, si no para toda una gran cantidad de usos.

Si quieres hacer tu propia mascarilla facial casera, mezcla limón con miel de abeja y extiende todo con un algodón a través de la cara. Elimina toda la sustancia sin dejarte ningún resto.

Mascarilla facial casera con fresas

Y terminamos con esta mascarilla facial casera para la cual necesitaremos fresas y miel; trituramos y dejamos reposar en nuestra piel durante 20 minutos. Aclaramos con agua y tendremos la piel perfecta.

Dos chicas tumbadas con rodajas de pepino en los ojos

Son muchas las mujeres que han conseguido una piel joven, bella y atractiva elaborando sus propias mascarillas caseras de forma natural. En realidad, las mascarillas caseras para la cara en 10 minutos son muy sencillas de preparar, fáciles y rápidas de aplicar y están indicadas para todo tipo de piel.

Hay que señalar que para que se obtengan los máximos beneficios y se noten los resultados en la cara a la hora de aplicar una mascarilla, previamente se debe realizar una buena limpieza de cutis, además, es recomendable evitar la zona del contorno de ojos porque es una piel muy sensible y delicada que se tiene que proteger convenientemente.

Diferentes usos de las mascarillas caseras para la cara

Mascarillas caseras. Entre los diferentes usos de una mascarilla facial casera se puede conseguir alguna más específica para poder regular la producción de sebo en las pieles grasas, otras que llevan propiedades exfoliantes para eliminar los puntos negros, y también otras que se aplican para hidratar la piel seca.

Diferentes tipos de mascarilla facial casera

  • Mascarilla facial casera para pieles grasas. El mayor problema que tiene una piel grasa es que produce demasiado sebo lo que provoca una mayor cantidad de acné en el rostro. Los ingredientes necesarios para elaborar esta mascarilla son dos cucharadas de zumo de limón exprimido, un huevo bien batido y una manzana licuada. Se deben mezclar hasta formar una pasta uniforme que se aplica en la cara y se deja actuar durante 10 minutos, después se limpia con abundante agua. Se recomienda utilizar la mascarilla para regular la grasa un par de veces a la semana.
  • Mascarilla facial casera exfoliante. Los beneficios de aplicar mascarillas exfoliantes hechas con ingredientes naturales son sobretodo estéticos, ya que se puede conseguir eliminar rápidamente los puntos negros que aparecen en la nariz por la acumulación de suciedad, exfoliando los poros del cutis se combaten otros problemas como el acné y los granitos. La arcilla es el elemento más indicado para preparar una mascarilla exfoliante en casa, simplemente se necesita mezclar los polvos de arcilla en agua, con un poco de rosa mosqueta y remover hasta formar una pasta homogénea. Se debe aplicar en la cara con una brocha y se deja secar 10 minutos, finalmente se retira lavando la cara con agua fría.
  • Mascarilla natural hidratante para pieles secas. En el caso de tener la piel del rostro muy seco, se recomienda aplicar una mascarilla casera hidratante. Se necesita un yogur natural, dos cucharadas de miel y aloe vera. Se mezcla todo en un bol para conseguir una pasta uniforme, que se debe extender sobre el cutis evitando el contorno de ojos, pasados unos 10 minutos se elimina del rostro con agua tibia.